Noticias

Actores, documentalistas, audiovisuales y organizaciones ciudadanas llamaron a rechazar veto a TV digital

Publicado el 08 de enero del 2014

Distintos gremios de profesionales del mundo audiovisual y representantes de la ciudadanía emplazaron a los diputados de las Comisiones Unidas de Constitución y de Obras Públicas a rechazar este veto, el cual calificaron como un retroceso para la implementación de la televisión digital en Chile.

Las Comisiones Unidas de Constitución y Obras Públicas, presididas por el diputado Cristián Monckeberg (RN), se reunieron ayer para recibir a distintos invitados quienes habían solicitado a la instancia entregar su opinión respecto del veto presidencial al proyecto de ley (boletín 6190), que permite la introducción de la televisión digital terrestre en nuestro país. Esto, ya que el proyecto -por acuerdo de los parlamentarios- será sometido a votación esta mañana.

De esta manera, a la sesión asistieron Esperanza Silva, Presidenta de la Corporación de Actores de Chile, Jorge López en representación de la Coordinadora Gremial Plataforma Audiovisual, Macarena Aguiló de la Asociación de Documentalistas de Chile (ADOC), Margarita Marchi del Sindicato Nacional Interempresa de Profesionales y Técnicos del Cine y Audivisual (SINTECI), Juan Carlos Berner, Director del movimiento Por una TV Educativa y Secretario Ejecutivo de la Mesa de Ciudadanía y TV Digital y Jorge Cisternas de la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (CONADECUS).

En la sesión, los invitados rechazaron tajantemente el veto, el cual contiene 28 puntos que modifican entre otras materias, la definición de pluralismo, la composición del Consejo Nacional de Televisión, las horas de programación cultural exigidas, la segunda señal de TVN, los usos del espectro radioeléctrico y las multas para los concesionarios, lo que que según las organizaciones presentes en la reunión, significa un retroceso en el trabajo realizado por años durante la tramitación del proyecto de ley, razón por la cual solicitaron a legisladores rechazar el texto legal.

Jorge López dijo que “existen varios puntos que nos promueven a rechazar este veto, uno de ellos es el hecho de que es un veto abusivo, es un veto hecho entre gallos y medianoche una vez que la ley ya había sido aprobada, es un veto regresivo".

Sostuvo además que a su modo de ver, el veto “es un abuso del Poder Ejecutivo que no tiene nombre, dejando fuera las leyes laborales, dejando fuera los controles para el cambio de propiedad intelectual, dejando fuera el pluralismo, etc. Realmente es una sustitución que impide la posibilidad de que los canales sean parte del desarrollo del país y sean solo instrumentos de lucro con todas las facilidades del mundo”.

Esperanza Silva, actriz y Presidenta de Chile Actores, también hizo una fuerte crítica al veto, señalando que éste deja fuera los avances en cuanto a la protección laboral de los artistas y profesionales que trabajan hoy en televisión, los cuales actualmente no son respetados por los distintos canales.

“Estamos aquí para hacer un llamado a las Comisiones Unidas a rechazar el veto presidencial que se presentó a la ley de Televisión Digital, sobre todo considerando aquello que tiene que ver con el correcto funcionamiento y el respeto absoluto a los derechos laborales y de propiedad intelectual de los artistas ejecutantes que ahí trabajan”, indicó.

Lo anterior -sostuvo- ya que pese a que los artistas están incluidos desde el año 2003 al Código del Trabajo, “jamás se nos ha contratado laboralmente y se nos desvincula de nuestros trabajos y de los canales de televisión sin reconocer años de servicio, ni previsión social, ni vacaciones. Los canales insisten en ocultar esta relación de subordinación y dependencia y nos obligan a formar empresas de responsabilidad limitada para de esa manera desatenderse de sus obligaciones como empleadores, por lo tanto lo mínimo que se puede exigir es que respeten la legislación laboral al contratar a sus empleados, yo se que aquí hay mucho dinero involucrado y se pretende mantener este estatus quo permanente para seguir lucrando con la televisión, pero nosotros creemos que esta es la oportunidad para democratizar los contenidos de la televisión”.

Juan Carlos Berner, también solicitó el rechazo del veto, y dijo que de los 28 puntos en los que este reforma el proyecto ya aprobado, “nosotros consideramos que 25 de estos son bastante negativos y que de aprobarse la televisión chilena sería una de las de peor calidad en Latinoamérica. Nosotros vemos esta ley como una oportunidad de tener una televisión de calidad y este veto lo que busca es ir en el sentido contrario”, señaló.

Berner dijo también que el veto elimina importantes avances como por ejemplo, la posibilidad de que TVN tenga una segunda señal que transmita contenidos regionales; elimina el concepto de pluralismo en los noticiarios y elimina la obligación de que los canales nacionales transmitan a lo menos 4 horas de programación cultural. “Así como estos puntos, hay varios puntos que hacen que esta ley sea muy regresiva y que nuestra televisión se transforme en una televisión poco pluralista, poco participativa y poco democrática, por lo tanto el llamado es a rechazar el veto”.

Macarena Aguiló dijo que en el caso de los documentalistas, la principal crítica al veto se basa en el cambio que hace a la ley respecto del mínimo de 4 horas de programación cultural. “Uno de los grandes problemas que tenemos hoy en día con la producción de nuestros contenidos es que justamente la televisión hace una entrega simbólica de esos contendido en televisión en un horario absurdo, entonces eso se traduce en que existan 5 documentales al año aproximadamente que son exhibidos en televisión, lo que nos perjudica y perjudica a la ciudadanía en su conjunto”.

Finalmente, Margarita Marchi manifestó que “nosotros estamos en desacuerdo con el veto en general porque consideramos que lo que hace es borrar todos los puntos que habían asegurado una profunda participación ciudadana y una televisión democrática inclusiva. Nosotros consideramos que los medios tienen una responsabilidad social importante en términos de la construcción democrática, en otros países los medios de comunicación son considerados bienes culturales y sociales pero en el fondo este es un tema que es ideológico, aquí hay un tema profundamente político en el origen y no se ha hecho un debate nacional en este sentido”.

Luego de haber escuchado a los distintos gremios y organizaciones sociales, los parlamentarios se reunirán hoy de 10:30 a 12:00 horas para votar este veto el cual se encuentra con suma urgencia.